top of page
  • fedegil

Controversia sobre la llegada del Batalla frente al "Club 12"

Durante la transmisión de radio del Batalla #87, en una entrevista al presidente del club organizador, un conocido comentarista opinó que la llegada del raid no debería hacerse más frente al club, dado que entrar por la avenida central es muy riesgoso para los caballos y jinetes, alegando que los tiempos del raid han cambiado, y que esto debería aggiornarse.

Daniel Gil con “Longevo”, abril de 1984. (Autor desconocido)
Daniel Gil con “Longevo”, abril de 1984.

Hace unas décadas atrás en Sarandí, tanto en los raids de abril como en octubre, se atravesaba la cuidad también en la primera etapa. La gente salía del baile a esperar la largada, y además se quedaba otro rato para ver pasar los caballos por el centro, luego de la vuelta por el Camino del Obelisco. Encontré una foto de mi padre pasando frente a la popular pizzería Pappo's, en una edición del raid "33 Orientales" en abril de 1984.


El pasaje por el Camino del Obelisco manifiesta lo simbólico, dado que allí se erige el monumento que conmemora la Batalla de Sarandí. Un dato asombroso que personalmente desconocía, es que en antiguas ediciones los competidores incluso entraban al predio del obelisco y montados le hacían una reverencia en señal de respeto, para luego continuar la marcha.

Les presento una síntesis de un video que es una joya documental filmada por el escribano Carlos Fresia en el año 1946 (gentileza de Sergio Gil). En el mismo se ve a los jinetes entrando al obelisco y allí entregan una tarjeta testigo. El dato de la reverencia si bien no se percibe en el video, se conoce por cuentos de Fresia.

Según los registros, el ganador de esa edición fue Roberto Lema, segundo llegó el Teniente Ricardo Domínguez y en tercer lugar Luis Vicco. También se observan en las imágenes otros arribos, entre los cuales se destaca la gran jocketa de la época Isabel Placeres.


Volviendo al punto y haciendo un esfuerzo colectivo por recordar incidentes en la llegada frente al "Club 12", surgieron estos datos:

  • 1993 - "Diya" y "Mingo viejo", aparatosa rodada luego de cruzar la meta en veloz definición, cae la yegua primero y el caballo tropieza con ella (sobre asfalto + lluvia).

  • 2009 - "Borrachón" cae en El Diamante cuando le faltaba una cuadra para el 3er. puesto. Recibió ayuda y tuvo que volver para atrás para hacer los últimos 500 metros reglamentarios, finalizando en 6to. lugar (sobre asfalto + lluvia).

  • 2010 - "Chismosa" cae definiendo un 2do. puesto, también a una cuadra, terminando en el 3er. lugar (sobre asfalto).

  • 1992 - "Repique" y "Cococho", ruedan en la primera edición del Residentes definiendo un 2do. puesto (sobre asfalto). Este último incidente lo sumamos también dado que la llegada de esa prueba se realizó de forma idéntica a la de octubre.

A lo mejor la gente mayor o más memoriosa nos comenta si hubo alguna más que se nos esté pasando.


Hasta no hace tanto tiempo atrás, la segunda etapa salía de la criolla por la Ruta 42 y tomaba la Ruta 5 al sur para dar la tediosa vuelta por Pintado, donde inevitablemente se convivía con el tráfico de la ruta nacional, totalmente ajeno al raid. Más peligrosa aún era la entrada a Ruta 5 del retorno de Pintado, ese pedacito que va desde la salida de la ruta vieja a los fondos de la Escuela N° 81, hasta la entrada a la ciudad por Villa Hípica, donde eventualmente confluían en sentido contrario la caravana de los que venían para definir los últimos kilómetros, con los que iban recién de ida para Pintado, todo dentro de zona urbana.


Preocuparse por el cuidado de los protagonistas, sobre todo de los caballos, es algo muy valorable y estamos todos de acuerdo en que debe ser una prioridad analizar y mitigar posibles riesgos. Pero creo que es injusto abordar el tema de referencia como si se tratara de un capricho antojadizo de los organizadores.

El evento ha evolucionado en el tiempo. Lo que se observa "de afuera" es que el club gestiona con las autoridades para dejar la pista en las mejores condiciones, se forman comisiones donde se repasan temas relativos a la seguridad, se valla el último tramo de la avenida con una malla para evitar el cruce de gente (antes ponían un hilo de alambre de atillo), se movieron los kioskitos de la avenida contra la vía para hacer más lugar, entre otras. Muchas medidas han sido reglamentadas por la FEU con buen criterio y deben cumplirse.


Un aspecto fundamental que ha mejorado sensiblemente es la caravana. Antiguamente teníamos la sensación de que podía transformarse en un caos de un momento a otro. Como anécdota, Sarandí fue pionero en traer unas super motos (creo que eran de la policía de tránsito de Canelones), del estilo de la serie de televisión “Chips, patrulla motorizada” (los más jóvenes googleenlo), quienes ordenaban el tráfico con una pericia increíble en la conducción, y con autoridad tiraban para la banquina a algún conductor desubicado (el eslogan “si bebes no manejes” es bastante más reciente).

Sin duda siempre habrá cosas para mejorar año a año, corregir lo que se podría haber hecho mejor, e incluso regular para que el deporte siga progresando.


Si observamos el mapa de esta última edición, la largada ya no se hace más adentro de la ciudad, se fija toda la competencia para el lado de la Ruta 42 y por caminos internos a la campaña (Caminos del Obelisco, Michelena y Prandi).

Es evidente que el trayecto actual está pensado para evitar la ruta nacional, y la cruza una sola vez para hacer los últimos metros entrando a la Avenida Artigas por el "Monumento a la Madre", tramo que no supera el kilómetro y medio de longitud. Hay que tener en cuenta además, que el tramo final es principalmente una recta sin badenes pronunciados. Los jinetes en general transmiten que lo más peligroso son las curvas sobre una superficie artificial, y que el asfalto es mucho más inseguro que el hormigón actual.


Desconozco si actualmente hay algún debate formal sobre la mesa a nivel FEU respecto a este tema, pero pienso que deberían hacerse los esfuerzos que ameriten por mantener la clásica llegada.

El histórico "Palio di Siena", una de las carreras de caballos más antiguas del mundo (1633), se disputa dando vueltas a la "Piazza del Campo" en el corazón de la ciudad de Siena (La Toscana, Italia). Dicha plaza cuya circunvalación es de adoquines, se prepara días previos con una capa de balastro y luego de la carrera se remueve, ¿sería algo muy descabellado replicar esto para las últimas cuadras en Sarandí?


Me parece no menor tener en cuenta el aspecto tradicional, y no en una postura conservadora, sino porque algunas tradiciones dejan un legado que nos define como comunidad. En esa esquina del Centro Social 12 de Octubre nació el raid hípico uruguayo. Es indiscutible que para la gente de Sarandí, para los raidistas, y ni que hablar para los jinetes no es ni será lo mismo llegar en el Parque, en la banquina de una ruta (como a la vuelta de la pandemia), que llegar frente al club. El raid siempre se vivió como una fiesta metida en los pueblos (a diferencia del enduro), y sacarle esa posibilidad a los clubes y a la gente es injusto, y hasta desvirtúa su esencia.

Una competencia pionera, a partir de la cual germinó un deporte nacional, y que cuenta con el considerable número de 87 ediciones, es demasiado significativa para un país de apenas 200 años de historia.


Cuando era niño tenía un sueño recurrente que revivía cuando se aproximaba octubre. Soñaba que entraba a mi pueblo al galope por la Avenida, me acercaba al cartel de llegada frente al club saludando con la fusta en alto, entre un tubo de gente que vitoreaba. Reconozco que no debe ser un sueño muy original en mis pagos. Si bien nunca corrí un raid, de alguna manera pude sentir de cerca lo que se vive al entrar en esa legendaria recta, a través de cercanos que tuvieron el privilegio de experimentarlo en carne propia.

Cuando veo la llegada de octubre a través del lente de mi cámara, siempre trato de tomar una foto de los protagonistas con la fachada del club de fondo, y puedo asegurar que es un registro que los jinetes valoran mucho, dado que documenta que tuvieron el privilegio de cruzar la meta en un Batalla, con el club donde nació esta pasión como fiel e inmutable testigo.


Me es inevitable pensar en lo diferente que serían las fotos si la llegada del Batalla no fuera frente al club, así como también me cuesta imaginar por qué calle correrían los sueños de los futuros raidistas.

"El Diamante" (Gil, Hernández y Lanfranconi)

Federico Gil, octubre de 2023.

 

Mis agradecimientos a: Sergio Gil, Camila Barreto, Edgard Gómez, Gustavo Moreira, Ignacio Gil de @PuebloRaid, Mauro Acosta, Mauricio García, Ramiro Viñoles, Humberto Tartaglia, Alvaro Caballero y a tantos otros que molestamos en cadena humana para recabar información.

 

Les dejo el resultado de la encuesta en instagram, muchas gracias a todos los que participaron y expresaron su opinión.


644 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

4 Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Guest
Oct 22, 2023

Felicitaciones


Like

Guest
Oct 22, 2023
Rated 5 out of 5 stars.

Excelente!!!

Like

Guest
Oct 22, 2023
Rated 4 out of 5 stars.

Excelente!

Like

Guest
Oct 21, 2023
Rated 5 out of 5 stars.

Espectacular, te felicito, un abrazo grande

Like
bottom of page